Historia de navegaciones creativas

Las historias acerca de embarcaciones navegadas por personajes insólitos nos remiten a tiempos antiguos. Algunos ejemplos los hallamos en relatos épicos como Jasón y los Argonautas, la Odisea de Homero o Relatos verídicos de Lucio Samósata. En estas, somos testigos de la búsqueda de algún 'país de los sueños', mágicos tesoros ganados en batallas contra el mar o el primer viaje humano a la luna.

 

Durante el Renacimiento europeo la figura de la Nave de los locos (Stultifera Navis) como ejemplo de decadencia moral se consolidó con la práctica de exclusión de la locura del espacio público de convivencia. Los locos eran lanzado en botes a la desembocadura de los ríos al reencuentro con su cordura perdida: el mar. Mientras tanto, anidaba en las sociedades la noción de que su navegación corría el riesgo de encontrar en territorios ultramarinos más que un paraíso perdido la semilla de una nueva era. 

 

La navegación expedicionaria tuvo un papel protagónico en la construcción y descubrimiento del mundo moderno. Viajeros incansables como Cristóbal Colón, Fernando de Magallanes, Charles Darwin, Francisco Díaz Covarrubias, Herman Melville, Jack London o Santiago Genovés nos han mostrado cómo los viajes fueron fundamentales en el desarrollo de las narrativas del conocimiento y en la gestación de la ficción y el arte moderno.

 

Desde 2015 Stultifera Navis Institutom ha desarrollado múltiples proyectos partir de una metodología de expediciones creativas. La experiencia obtenida durante este tiempo ha conducido a la organización a cuestionar de manera profunda las consecuecias de mover el espacio de pensamiento de las instituciones y la academia a dinámicas no-controladas de investigación creativa en desplazamiento. Esta práctica, que tiene como consecuencia la necesaria evasión de la centralidad cultural, ha trazado un espacio de trabajo que emparenta nuestro tiempo con la búsqueda renacentista y nos aproxima, de forma radical, a un entendimiento riguroso y metódico del medio ambiente con herramientas imaginativas. 

 

Después de su navegación, la locura demanda espacio público. La imaginación defiende a su vez la legitimidad de su saber.

c@stultiferanavis.institute

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

©2020 by Stultifera Navis Institutom