• Fernando Martín Velazco

Nocturno. Homenaje escénico a Octavio Paz


..es una rebelión contra la idea de arte como algo que transcurre frente a nosotros; no es un espectáculo que miramos, ni que nos mira, sino un acto en el que nosotros participamos y al que modificamos con nuestra actividad o nuestra pasividad. Así enfrenta su realidad espectacular a la irrealidad del espectáculo.

Octavio Paz

Carta a Eduardo Costa (Nueva Delhi, 11 de noviembre de 1966)

En 1930 Octavio Paz ingresa a la Escuela Nacional Preparatoria, ubicada en lo que hoy es el edificio del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En dicha institución toma los cursos de Antonio Caso, Samuel Ramos, Julio torri, Carlos Pellicer y José Gorostiza; además de acercarse a influencias fundamentales para su escritura como Xavier Villaurrutia y Jorge Cuesta.

Años después, el poeta recordaría con especial cariño su paso preparatoriano, rememorando además de las clases el surgimiento de su fervorosa vocación poética y su entusiasmo revolucionario.

La turbulenta historia del siglo XX lo llevó a hacer una reflexión acerca de las ideas que habían dejado marca en sus primeros años como literato. Su ingreso a El Colegio Nacional marcó su regreso a la geografía de sus inquietudes juveniles. Entre ellas, la más poderosa y persistente fue la poesía.

La noción del poema como un territorio que se recorre y que se vive en el tiempo es constante en la obra del poeta mexicano. Nocturno de San Ildefonso (1969-1975), publicado dentro del poemario Vuelta se describe como una caminata nocturna.

Si bien el acercamiento al teatro por parte de Paz fue breve, su interés en las prácticas escénicas contemporáneas se deja notar en varios de sus escritos sobre arte. A lo largo de su trayectoria, la pretensión de unir vida y poesía se revela como una aspiración profunda y pujante. Desde sus poemas visuales y sonoros hasta su entusiasmo por el uso de las tecnologías digitales como dispositivo poético, Paz entiende el uso de la palabra como una práctica que desborda la página escrita. "El universo de símbolos es también un universo sensible" escribía en su texto de ingreso a El Colegio Nacional (1967) al hablar de las posibilidades abiertas en la relación entre arte y ciencia.

A cincuenta año de ese momento, Nocturno se presenta como una creación abierta del espacio donde analogía y memoria se articulan como una experiencia de símbolos. El escenario es la ciudad y el poema el punto de partida. El recorrido itinerante se construye mediante estaciones que surgen desde la página para impregnarse en el territorio por el que fueron escritas. Demanda del espectador la acción poética; ser a través de las palabras, "hacerlas, habitarlas, dar ojos al lenguaje".

Texto del programa de mano de la obra presentada en el Corredor del Templo Mayor, el Antiguo Colegio de San Ildefonso y El Colegio Nacional, "Nocturno. Homenaje escénico a Octavio Paz" de la Compañía de Teatro El Ghetto y Monos Teatro, dirección de Agustín Meza.

Descargar en:

https://drive.google.com/file/d/1lJIw-ZkNSepQWrVh1FMt_f6Aljckc2ic/view?usp=sharing

#FernandoMartínVelazco #OctavioPaz

6 vistas

c@stultiferanavis.institute

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

©2020 by Stultifera Navis Institutom