• Fernando Martín Velazco

Reaparición de un informativo histórico


En octubre de 2016, 35 años después de su cierre, El Heraldo de Tampico reapareció en las calles del centro histórico del puerto de Tampico. Su edificio era ahora sede del V Festival de Teatro para el Fin del Mundo y en él se llevarían a cabo distintas prácticas escénicas, diálogos interdisciplinarios y conciertos musicales.

El Stultifera Navis Institutom revivió durante ese periodo el periódico con las características propias de una empresa noticiosa: horarios de redacción, armado e impresión nocturnos y distribución matutina. El periódico contaría con un tiraje diario de mil ejemplares impresos y predominancia de contenido local en sus distintas secciones; por rigor, con poesía en plana primera.

En su Editorial de regreso El Heraldo de Tampico escribía:

“Hemos aprendido a ver la realidad de una manera distinta y en tal sentido, la máquina de historias que eran los periódicos impresos, hoy parece tan obsoleta en su propósito de informar oportunamente como aquella tablilla cuneiforme exhibida en un museo [...]. Rehabilitar el edificio de El Heraldo es en cierta forma, una invectiva de recordar la ciudad [...].

“Si bien perdimos el sentido del periódico, hemos persistido en las ceremonias que implican su existencia. Lo seguimos comprando, más que para informarnos para reconocer algunso rostros conocidos, para resguardar el recorte de un acontecimiento contra el olvido o bien, para entrar en polémica con las opiniones de un otro. Quizá ya no necesitamos la verdad del periodismo, pero necesitamos sus ritos.

“En el registro de tal utilidad, se inscribe este breve informativo. En no temer que sea inútil.” (El Heraldo de Tampico. Jueves de octubre 2016.)

Lee los editoriales de El Heraldo de Tampico del 6, 7 y 8 de octubre de 2016.

Ir a la página del Resurgimiento de El Heraldo de Tampico.

#Fantologías #ElHeraldodeTampico

c@stultiferanavis.institute

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

©2020 by Stultifera Navis Institutom