Notas sobre Los Juegos del Leviatán

APÉNDICE 1

NOTAS DE CAMPO Y OBSERVACIONES DE COMPORTAMIENTO

Por Fernando Martín Velazco

Los Juegos del Leviatán inició como un simple gesto: leer poesía a las ballenas. El gesto respondía a una reminiscencia sombría: en una bahía en el centro de la península de Baja California se había llevado a cabo a mediados del siglo XIX la mayor matanza de ballenas de la que había registro (Apéndice 2: I). Situarnos en ese lugar era una invectiva para subvertir la historia de esa geografía y probar nuevas posibilidades de interacción. Donde se infligió el mayor daño a las ballenas se les daría ahora el mejor acto humano: un poema.

 

Anteriormente llamadas el "devil-fish" por su hostilidad a las embarcaciones, las ballenas grises han cambiado su comportamiento hacia los humanos en las últimas décadas. Hoy en día conviven con las pequeñas embarcaciones que se introducen en este cuerpo de agua, a las que ofrecen gestos amistosos durante su presencia invernal en la zona.  Parecerían, asombrosamente, haber perdonado a los humanos.  ¿Tendría algún sentido entonces un gesto nuestro de reconciliación? Creemos que sí.

 

En febrero de 2017 el Stultifera Navis Institutom realizó la primera expedición dedicada a leerle poesía a las ballenas. Para sorpresa de la tripulación, los cetáceos parecían ser grandes entusiastas de la lírica humanas. Esta percepción fue reivindicada en sucesivas expediciones. Nuestra experiencia en estas actividades de intervención poética en sitio específico nos sugirió que de alguna manera las ballenas eran receptivas a nuestra oralidad, a nuestra música, a nuestras emociones, y como público generoso, lo demostraban repetidamente.

 

Durante las expediciones de 2017, 2018 y 2019, la aproximaciones performáticas hacia las ballenas grises se orientaron por enfoque lírico, así como por la observación empírica de las respuestas conductuales del cetáceo a la poesía, la danza y la música, cuando estas ocurrían. Después de más de 30 intervenciones dedicadas a las ballenas realizadas durante cinco años (2017-2021), deducimos la existencia de ciertas condiciones físicas óptimas para el desarrollo de estas interacciones (Apéndice 3: I).  Esto nos hace inferir que bajo circunstancias especiales, las voces humanas pueden ser escuchadas bajo el agua por las  ballenas grises, por lo que los gestos realizados por estas podrían interpretarse como respuestas.

 

Una nota aquí es necesaria: generalmente en el mar, las ballenas no escuchan voces humanas, ni se acercan a ningún barco. El comportamiento "amistoso" de las ballenas grises es bastante inusual en  cualquier lugar salvo en las lagunas de la península bajacaliforniana, donde es un fenómeno cotidiano durante el invierno.  Las razones de este comportamiento aún son desconocidas, incluso para los especialistas.

 

Esta relación no tiene entonces el propósito de encontrar una relación causal entre las aproximaciones de las ballenas y los actos poético-performativos, sino describir aquellos comportamientos en los que consideramos que esta audición efectivamente ocurre y donde hay una ‘agencia’ evidente en las respuestas de las ballenas a estas acciones.

A.  A continuación se presenta un resumen de estas observaciones:
Expedición 2017, "La Poesía":

 

-       Madre con cría se acerca debajo del bote y lo empuja (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=2094), luego sopla para hacer evidente su presencia (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=2164), y comienza a rodear el bote (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=2214)

 

-       Una ballena adulta se acerca al bote y permanece a su lado en actitud de escucha (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=2396), luego permanece debajo del bote durante algunos minutos, saliendo finalmente de nuevo (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=2840). Permanece cerca hasta el final del poema (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=3061) alrededor de 15 minutos.

 

-       Un grupo de ballenas se acerca dando resoplidos constantes cerca del bote (https://youtu.be/p3hAdwi14k0?t=3358).

 

Expedición 2018, "La luna y el viento"

 

-       Una ballena joven se coloca debajo de la quilla del bote, donde tres personas están leyendo juntas (https://youtu.be/9Pxg3hPUClw?t=225). Parece que la quilla podría la sección del embarque con mejor resonancia debajo del agua.

 

Expedición 2019, "Hálito de mar"

 

-       Una ballena adulta permanece escuchando en condiciones óptimas para la difracción de sonido durante 25 minutos (https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=735). Se para debajo de la quilla para escuchar mejor (https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=820), sale a la superficie por un lado (https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=1300) (https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=1746), curva su cuerpo paralela al bote (https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=2053) y finalmente huye cuando otra embarcación se acerca ( https://youtu.be/gnOowjbOjIs?t=2235).

 

-       Un grupo de ballenas adultas se acerca a la quilla del bote merodeando de manera juguetona (https://youtu.be/7pxtfLIpz3E?t=1495). Se graban algunas vocalizaciones submarinas de ballenas (https://youtu.be/u2FjZF-sN3I?t=33).

 

-       Una madre y su cría se acercan al bote (https://youtu.be/ELm3AEuYo2I?t=572). La madre se tiende a un lado, haciendo un fuerte soplo (https://youtu.be/ELm3AEuYo2I?t=697). Se graban algunas vocalizaciones submarinas (https://youtu.be/N_57HuR1pco?t=251).

 

-       Una madre y su cría se acercan suavemente a la quilla por la superficie (https://youtu.be/nXIFKzVAk-g?t=109).

 

-       Un juvenil se acerca a la parte delantera del bote y resopla fuertemente para hacerse presente (https://youtu.be/BDawNoJZvXY?t=183).

 

-       Un adulto se acerca por la parte trasera del bote (https://youtu.be/w22KNXBg9Dk?t=14), y después de hundirse, hace algunas burbujas debajo (https://youtu.be/w22KNXBg9Dk?t=418).

 

-       Una madre y su cría se colocan frente al bote en la superficie (https://youtu.be/3VJSb9qtsBU?t=749). La madre hace una burbuja frente a la embarcación (https://youtu.be/3VJSb9qtsBU?t=309). Claramente, los poemas no son un asunto de su interés, pero busca continuamente que el pequeño sea acariciado y juegue con los humanos (https://youtu.be/3VJSb9qtsBU?t=767).

 

-       Una ballena joven se acerca a un lado para jugar con el bailarín de pie en la quilla (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=205). Luego se hunde en el agua y hace una burbuja debajo del bote para escuchar lo que está sucediendo en la superficie (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=378).

 

-       Una madre (con la cría detrás) se acerca y comienza a empujar el bote de cabeza (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1070)( https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1150), cada vez más segura de sí misma (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1233)( https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1242), incluso poniendo nerviosa a la tripulación (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1384). En algún momento expulsa burbujas de la boca (https://youtu.be/t-1u4JXoPzI?t=1428).

 

Expedición 2020, "Fusión/Fisión"

 

-       El período elegido para que se realizaran estas actuaciones fue muy temprano en febrero (1-10), por lo que las ballenas grises todavía eran reacias a las interacciones cercanas (https://youtu.be/7-Ft1d1f_NM). A partir de ahí, nos dimos cuenta de la principal relevancia del aspecto temporal de esta práctica.

 

Expedición 2021, "Meyijbén"

 

"Vole, vole" cantando

 

-       Un adulto ronda alrededor de la quilla con la parte frontal de la boca en la superficie (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=44), luego, emite una vocalización larga (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=68). Una madre y un ternero se unen resoplando en la superficie (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=85).

 

-       En total: 5 ballenas se acercan simultáneamente al bote y hacen junto con este una sugerente formación (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=114). Se escuchan algunas vocalizaciones (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=141).

 

-       Una ballena agita su cola e inmediatamente, la otra empuja el bote (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=161).

 

-       Una burbuja es sucedida por vocalizaciones (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=227). Las ballenas siguen moviéndose, pero no se alejan del barco.

 

-       Dos ballenas están lejos del barco, esperando (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=282). Más cerca, otro emite una burbuja.

 

-       Diferentes ballenas emiten burbujas sucesivas, afectando claramente el ambiente sonoro submarino (https://youtu.be/fWIKwGP-OGs?t=327). El sonido de la superficie cruza claramente al submarino. Las vocalizaciones de las ballenas se alternan.

 

-       Las ballenas parecen interactuar con la bailarina en la parte delantera del bote (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=498). Se registran algunas vocalizaciones.

 

-       Una gran burbuja es expulsada justo debajo del barco (https://youtu.be/fWIKwGP-OGs?t=572).

 

-       Dos ballenas hacen, respectivamente, un resoplido; cada una dirigida al barco (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=626).

 

Improvisado gutural 1

 

-       Una ballena se coloca bajo la quilla ya que otra rodea el barco (https://youtu.be/fWIKwGP-OGs?t=660). Este se sincroniza en un movimiento con el bailarín (https://youtu.be/fWIKwGP-OGs?t=713); el otro se asoma (spy-hope). 

 

-       Tres ballenas rodean el bote formando una línea (https://youtu.be/GDQCD5-Reo0?t=773). Luego, uno resopla junto a este y comienza a girar.

 

-       Una ballena se encuentra detrás del bote, se hunde y emite una burbuja debajo de este (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=83). Luego mueve su cola junto al arco y vocaliza repetidamente (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=155) (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=283) (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=479).  Saca la boca del agua (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=301).

 

-       Una ballena emerge del costado del bote y vocaliza impetuosamente y muestra su cola (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=479). Otra ballena hace lo mismo (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=766).

 

-       Una ballena resopla junto al bote (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=1211). 

 

-       Vocalización largas de ballenas grises (https://youtu.be/J0gd_UM1P8g?t=1314).

 

 

Improvisado gutural 2

 

-       Una ballena emite una burbuja justo al lado del bote (https://youtu.be/oqX36Vko6w4?t=447). Luego juega con otra durante siete minutos (https://youtu.be/fFs3vW2DnZA?t=458).

 

Otras observaciones:

 

-       Notamos que a veces los motores fuera de borda ayudaban a que el sonido exterior se sumergiera y que el cuerpo de fibra de vidrio del barco puede estar actuando como un resonador de cavidad.

 

-       Algunos de los comportamientos de las ballenas grises ayudaron a las vocalizaciones humanas a hundirse, por ejemplo, las emisiones de burbujas hechas por ellas bajo la quilla del bote o el hábito de colocarse con el cuerpo arqueado a un lado del embarque.

 

-       Formulamos la hipótesis de que las respuestas de las ballenas podrían no necesariamente estar respondiendo a la audición de la vocalización humana por el mismo canal acústico submarino donde recibieron el mensaje, sino con gestos que nosotros (los humanos) podríamos identificar fácilmente en la superficie: resoplidos, burbujas, emisiones olfativas o acercamientos para ser tocados.

 

-       En varias ocasiones, a pesar de la existencia de las condiciones físicas óptimas para la interacción antes mencionadas, nos encontramos ante una respuesta nula de los cetáceos.

B.  Catálogo de Poesía y Performances (2017-2021)

Este texto forma parte de los apéndices del artículo publicado en:

Captura de Pantalla 2022-09-24 a la(s) 11.10.45.png
Captura de Pantalla 2022-09-27 a la(s) 13.15.21.png

Estos materiales llegan a ti cortesía de su autor, a través de la plataforma de Stultifera Navis Institutom.

Apóyanos con una aportación voluntaria a través del botón PayPal que aparece a continuación.

Si deseas conocer más información sobre esta u otras obras publicadas en este sitio, escribe a c@stultiferanavis.institute